30 diciembre, 2014 Borja Martínez

Cómo evaluar si tu web está bien realizada

¿Tu página web está bien reaizada?

Uno de los principales problemas que existen hoy en día para los empresarios, es desconocer cómo escoger al proveedor adecuado para llevar a cabo la presencia de su empresa en internet a través de un sitio web. Los empresarios carecen de conocimientos técnicos para saber qué profesional es el adecuado, y también carecen de conocimientos para saber si su web ha sido bien realizada. A esto se añade el problema de que muchas veces se pretende desde la empresa dirigir el proyecto web, sin tener la capacitación necesaria.

Por desgracia para las empresas, contratar un sitio web es un juego de azar, quedan en manos de la suerte. Pocos son los afortunados que dan con profesionales adecuados que sepan ofrecer algo más que diseño web. Aunque el origen del problema suele encontrarse  en responsables de marketing o empresarios, que no están dispuestos a dejarse asesorar, y que creen estar capacitados para dirigir la creación de su web. El resultado suele ser desastroso.

Como ya hemos comentado en otros artículos, una página web es mucho más que un buen diseño. Una página web es una herramienta de marketing y debe estar concebida y planificada por especialistas en marketing, no por especialistas en diseño, ni por especialistas en programación informática. Y menos aún por personal de la empresa cliente.

Una herramienta de marketing sirve para vender y debe tener integrado el proceso comercial de tu empresa. De la misma forma que no escoges a tus comerciales simplemente por el color de sus ojos, u otros atributos físicos, tampoco debes desarrollar tu web simplemente en base a criterios estéticos.

Recuerda que tu página web no es un fin en si mismo, si no un medio para lograr otro fin mayor. Tu página web es un instrumento para lograr los objetivos que marques durante el proceso asesorado por un experto en marketing: ventas, generación de contactos, notoriedad de marca, etc.

Pero… ¿Cómo evaluar si tu página web está bien realizada?

Es complicado explicártelo, sin conocer con exactitud tu modelo de negocio, tu nicho de mercado y el perfil de tus clientes, pero voy a tratar de darte unos indicadores genéricos para que al menos puedas tener algunas nociones importantes.

Lo primero que has de pensar es para qué quieres una web, es decir, tener claros los objetivos de tu web, y mejor si son concretos, específicos y tangibles. Parece una obviedad, pero el fracaso de la mayor parte de los proyectos web son debidos a no tener claro el para qué. Una vez que tengas claro el objetivo de tu web, y qué papel formará en el proceso de tu empresa, estarás algo más capacitado para poder evaluar tu web.

A la hora de hacer una web, se han de tomar decisiones y apostar por determinadas soluciones, pero no siempre funcionan como nos habíamos imaginado y es preciso analizar, evaluar y desarrollar acciones de mejora. No te puedes quedar en hacer la web, colgarla y ya está. Y si lo haces, no culpes a tu proveedor de la falta resultados.

A continuación te dejo 10 indicadores que te facilitarán la labor:

1. Comprueba si tu web tiene un diseño responsivo a medida

En otro artículo del blog ya cuestionábamos la utilidad de una web que no sea capaz de adaptarse a los móviles: Web adaptada a los móviles. La adaptación de las webs a los móviles se conoce como Diseño Responsivo. Muchas veces se utiliza el recurso de hacer la web en la plataforma wordpress e instalarle un plugin responsivo, o bien comprar una plantilla responsiva. Pero esta no es la solución ideal, la adaptación a los móviles debería hacerla un diseñador especialista, decidiendo qué elementos deben verse en la pantalla y cuáles no, de forma personalizada (no automatizada) para que sea eficaz y se pueda optimizar para cumplir los objetivos.

Para comprobarlo, abre tu web en varios móviles y verifica qué es lo que se ve en el primer vistazo, comprueba si se entiende, si está todo ordenado, si el usuario podrá comprender de qué trata tu web y que servicios ofreces… Verifica también si hay imágenes que en el móvil se vuelven tan pequeñas que no se ve nada. Si ocurre, lo óptimo sería que dichas imágenes no se mostraran ¿Qué sentido tiene una imagen que no se distingue? Estas cosas suelen ocurrir cuando es un responsive automatizado, no personalizado, que consiste en instalar un plugin y clickar un botón. Nada que ver con el trabajo de un diseñador optimizando tu web a medida.

Si consultas la web de mi empresa desde tu móvil, podrás comprobar de qué estoy hablando, cada elemento que aparece en el primer pantalla está pensado, escogido y definido: www.interaktiba.com

2. Comprueba si tu web se carga con agilidad en el navegador de tus usuarios

Google pone a tu disposición una herramienta online gratuita para que puedas verificar si la velocidad de carga es adecuada. Si tu web es lenta, Google la penalizará haciéndola descender en el ranking de posiciones. Se trata de Page Speed Insights. Pruébala y conoce si tu website está bien hecho. En este artículo del blog ya comenté sobre este tema: Velocidad de carga. Esta misma herramienta también te permitirá comprobar si la web está adaptada a los móviles.

3. Verifica que tu web tenga llamadas a la acción capaces de persuadir y generar conversiones.

La persuasión es el arte de conseguir que la gente haga algo que normalmente no haría si no se lo pidieras. Todas las situaciones persuasivas buscan mover al oyente desde un punto inicial A, a otro punto B (nuestro objetivo). Cualquier discurso puede ser entretenido, hacer pensar, ser elocuente, o lo que sea, pero eso no es lo importante. Tu único propósito es mover al oyente al punto B.  David Ogilvy dijo: “Es un insulto a su inteligencia el suponer que un sencillo slogan y unas cuantas superficialidades, a base de adjetivos, induzcan a comprar alguna cosa.”

Generar conversiones en la web significa persuadir a tu cliente no con presentaciones comerciales, sino con información útil para resolver su problema y donde tú podrías formar parte de la solución. Es importante que dispongas de un buen redactor para los textos de tu web. Contrata un buen copy. Una escritura clara y directa es fundamental. Los buenos escritores saben cómo comunicar. Hacen las cosas fáciles de entender. Se ponen en la piel del otro. Y saben qué omitir.

4. Analiza si tu web tiene el foco en tu empresa y tus servicios, o tiene el foco en el usuario y su necesidad.

Revisa con detenimiento tu web y analiza si los textos apestan al típico tufillo publicitario y lenguaje corporativo que tanto rechazo nos causa a los usuarios. Piensa en si la web se dedica al autobombo. Fíjate en si habla continuamente de la empresa, si se mira al propio ombligo: “Nuestra misión”, “Nuestra historia”, “Nuestra filosofía”, “Nuestra calidad”, “Nuestro excelente servicio y profesionalidad”, nosotros, nosotros, nosotros, nosotros…

A los usuarios no nos interesa nada de eso en absoluto. Los usuarios queremos únicamente información concreta y directa sobre el servicio que buscamos para decidir la compra. Cualquier cosa extra que nos intenten meter por los ojos nos sobra. Una web eficaz debe dirigir el foco hacia el usuario, debe hablar del usuario. Debe explicar con claridad el beneficio que me aporta como comprador. Todos odiamos que nos intenten vender, pero nos gusta buscar información por nuestra cuenta para ser nosotros quienes decidamos la compra. No me cuentes que eres el más listo, el más guapo y el más alto, no me interesa. Cuéntame qué ganancia voy a obtener contratando tu servicio.

Si tu web no está orientada en este sentido, no te han asesorado correctamente o bien no te has dejado asesorar. Tu web no está bien optimizada para generar conversiones.

5. Reflexiona acerca de si tu diseñador web ha investigado sobre tu proceso comercial

¿Te ha preguntado por todas tus líneas de negocio? ¿Ha investigado y explorado todos los perfiles de clientes? ¿Domina tus nichos de mercado naturales? ¿Conoce de cabo a rabo el proceso de compra? ¿Te ha interrogado acerca de los beneficios que cada uno de tus diferentes servicios proporcionan a cada uno de tus diferentes perfiles de cliente? ¿Ha tenido varias reuniones contigo para reflexionar sobre los motivos de compra, sobre la Propuesta Única de Venta?

¿O simplemente te ha pedido textos y fotos para montar un bonito diseño? Si quien concibe tu web, no conoce a fondo tu modelo de negocio y los motivos reales de compra, es bastante complicado que la web funcione como herramienta de venta ¿No crees? Aunque un diseñador web no tiene por qué saber todo esto, ya que no es su trabajo. Debes tener a un profesional del marketing online dirigiendo tu proyecto web.

6. Verifica que tu web tenga instalado código de Webmaster tools, Google Analytics y Google Adwords.

Este es otro posible indicador para saber si quien ha hecho tu web tiene cierto interés en que ésta te sirva para captar clientes y se posicione correctamente en Google. Si ni siquiera te ha instalado código para esas tres herramientas de Google, fundamentales para generar negocio en internet, lo lógico es pensar que el resto de cosas que debe tener tu web para que funcione, tampoco le habrán interesado demasiado y solo haya dedicado su tiempo a lo que se ve en una web externamente: el diseño. Necesitas el valor añadido de un profesional de marketing que te solucione este problema y se interese en que la web sea útil para tu empresa.

7. Comprueba que tu web no tenga contenido duplicado y secciones duplicadas

A Google no le gusta nada que las webs tengan contenido duplicado, ya que consume muchos recursos en su trabajo de indexar webs. Y cuando esto ocurre, ten claro que no puede ser bueno, Google penaliza a las webs que no están bien optimizadas para evitar el contenido duplicado. Si tu diseñador web no se ha preocupado por esto, de nuevo, estamos ante otra muy mala señal. Esta herramienta te permitirá descubrir cualquier contenido duplicado presente en tu web: Virante.org

8. Testa si entiende Google el sector al que perteneces

Esta es otra verificación interesante, con estos sencillos pasos, encontrarás lo que Google considera webs “similares” a la tuya, y por tanto tendrás un indicativo acerca de si Google está entendiendo lo que ofreces a los usuarios. Si Google no entiende cuál es tu modelo de negocio, difícilmente podrá mostrar a los usuarios tu web como resultado a sus búsquedas.

1. Entra en Google. 2. Mete el nombre de la empresa en la barra de búsqueda para ver qué resultados muestra. 3. Haz click en el triángulo verde, junto a la URL en color verde. 4. Haz click en “similares”. 5. Si muestra webs no relacionadas, Google no está entendiendo a qué se dedica la empresa. Si tienes una zapatería y Google considera similares webs de fruterías, de nuevo mala señal.

9. Consulta si tu web tiene errores de código

Con esta herramienta, obtendrás un listado de errores en el código. Pero ten en cuenta que es un análisis realizado por una máquina y un humano ha de verificar mirando en el código fuente que realmente sea un error, no siempre lo es. La herramienta te dice la línea de código donde ve el error para poderlo comprobar. Verifica con un profesional si realmente estamos ante un error de código o no. Ningún profesional está exento de cometer algunos errores, pero si tu web está repleta de errores de código, mal asunto.

10. Consulta herramientas que te ofrecen un vistazo general de tu web

Existen algunas herramientas que te pueden dar información orientativa acerca de tu web. Para hacerlo de forma profesional existen herramientas de pago más exhaustivas. Sin embargo estas herramientas te pueden servir de orientación: Woorank y Nibbler. Insisto en que no son herramientas científicas, solo te servirán como orientación. Y recuerda también que los resultados deben ser verificados por un humano, el análisis automatizado realizado por una máquina, debe ser siempre contrastado. Sin embargo puedes jugar un poco con ambas herramientas y detectar posibles áreas de mejora.

¡Ojo! Todo esto NO sirve para evaluar webs de otros

Ahora no vayas corriendo a evaluar las webs de tu competencia o a evaluar qué tal hace las webs tal o cual profesional. Esto no funciona sin conocer las circunstancias exactas y el contexto con que se realizó un proyecto web. Ten en cuenta que todas estas indicaciones te serán útiles para comprobar si tu web está realizada de forma profesional y eficaz de cara a cumplir los objetivos que te interesan como profesional. Sin embargo, no son tan válidos para evaluar otras webs ajenas, dado que si desconoces los objetivos que una persona se ha planteado para su web o blog, es absolutamente imposible que sepas si la web está bien realizada o no. ¿Cómo evaluar algo cuyos objetivos se desconocen? Para poder evaluar un coche de carreras, deberás saber si sus objetivos son por ejemplo, participar en una carrera de fórmula 1, o usarlo para participar en el París Dakar. Obviamente, ambos coches deben ser completamente diferentes y es imposible evaluar su eficacia sin conocer sus objetivos.

También existe la posibilidad de que una empresa, sencillamente no tenga recursos económicos para hacer una web en condiciones, o bien que no se deje asesorar por su proveedor e imponga una web ineficaz contra el criterio de la empresa de diseño web. Esto no es infrecuente, así que no puedes juzgar a una empresa que ha hecho una web, sin saber las circunstancias exactas, sin saber si se les ha dejado trabajar, si contaban con los recursos necesarios, etc.

¿Quieres saber si tienes una web capaz de pasar tu negocio a otro nivel? ¿Quieres saber cómo conseguirlo? Ponte en contacto ahora conmigo: borja@interaktiba.com

Borja Martínez Luzuriaga

Tagged: , , ,

About the Author

Borja Martínez Consultor de marketing online. Especialista en SEO desde 2005. Social Media Marketing.

Comments (2)

  1. Hola Borja, ojalá este artículo sea leído por todas las personas empresarias que estén pensando en crear una nueva web para su empresa o en renovarla. Fijarse exclusivamente en el diseño web para valorar si una web es buena o mala es un aspecto que observo bastante a menudo. Es como limpiar la casa guardando el polvo bajo la alfombra, parecerá limpia pero no lo estará… Con tu permiso, lo comparto. Muchas gracias, Inge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡CONTACTA CONMIGO AHORA!

borja@interaktiba.com

Y descubre por qué nuestros clientes están satisfechos